sábado, 21 de marzo de 2009

La Nota Final en la Melodía de la Vida


La última nota de aquella melodía desquebrajó la fina hebra de su cordura, al borde del precipicio, al borde de la locura, al borde de la muerte…

El dulce viento parecía besar su piel, el mar se abatía como hambriento bajo sus pies…

La orquesta ensayaba la última canción, la más gloriosa, la que la haría danzar a la muerte, la del final…

No entendía por qué el día más hermoso de su vida se había convertido en un terrorífico tema para el periódico del día de mañana.

..::..4 Horas antes..::..

El nerviosismo la consumía, y sin embargo jamás había sentido algo tan maravilloso, no había un centímetro de su piel que no gritase de alegría, hoy era el mejor día se su vida.

Hoy uniría su vida incompleta a la otra mitad que la complementa, hoy daría el mayor de los pasos, ya sabía que sin duda, su vida no tendría sentido sin él, este era el más lógico de todos los actos que jamás hubiese hecho.

Su vestido blanco relucía, la hacía magnifica, su mirada…su mirada irradiaba su única verdad, un verdadero amor.

Él la miro con sus ojos, el eterno bosque de su perdición, su mirada esmeralda la envolvió, no había nadie más en esa iglesia, solo él y su perfección, al pronunciar << Sí, acepto>>… todo cobró vida, todo tenía sentido, el reloj comenzó a funcionar correctamente, él y ella habían comenzado la cuenta hasta el último día de sus vidas…no se separarían nunca, lo había visto en su mirada.

..::.. La Fiesta..::..

Todo era absolutamente perfecto, todo iba según lo planeado…ella jamás habría imaginado que se pudiese ser tan feliz, tan absolutamente feliz.

Escucho un murmullo general extenderse entre sus invitados, y un súbito silencio provocado por el cañón de un revolver apuntado firmemente hacía ella.

No era capaz de creer lo que estaba viendo, su padre aún con los ropajes blancos, los del sanatorio mental, se encontraba ante ella con arma en mano, e intenciones de matarla con un por qué indescifrable.

Qué razón tendría su mente perturbada en ese momento para llevarlo a escapar, conseguir un arma y estar allí, queriendo asesinar a su única hija.

Sin pronunciar palabra alguna, cambio su objetivo, ya no le apuntaba a ella sino a su madre, un solo tiro le basto para arrancarle la vida a la que había sido su esposa durante 30 años.

El grito de la recién casada fue desgarrador, una nota aguda y amarga. Su rostro estaba siendo rociado por las lágrimas de un dolor incurable.

-No llores-dijo su padre, muy serio.
Ella le observo con fuego en su mirada. Sin poder decir nada, el llanto y el miedo no se lo permitían.

Ahora le apuntaba a ella.
-Lily…es solo un juego, ¿no lo recuerdas?- dijo con voz pasiva y tranquila, acompañado de una irremediable mirada psicópata.

Ella solo lloraba.
-¡TE HE DICHO QUE NO LLORES!- le ordenó, furioso.

Ella intento tranquilizarse inútilmente.
-Si no dejas de llorar tendré que castigarte, Lily…pequeña mía.- dijo ahora sin ningún rastro del enfado de antes.

El marido de Lily le sujeto su mano con fuerza.

Lo único que ella comprendía era que su padre de la misma manera que había matado a su madre podía hacerlo con ella en cualquier momento. Se encontraba incapaz de hablar con el desequilibrado mental que le apuntaba.

-Lily no tengas miedo, hoy es el día de tu última lección…como las de siempre, hoy dejarás de ser una niña…- me miro con una desquiciada dulzura.

-¿De qué hablas padre?- tartamudeo ella.

-Aprenderás con que facilidad la vida te arrebata de las manos todo lo que tienes, como cuando tu madre y tú me encerraron…Lily… ¿Por qué? Yo no estoy loco, pero no me creyeron…yo te quería...pero ahora responde bien Lily…- dijo con su mirada fija en ella.

-¿A qué?-pregunto Lily.

-¿Me quieres?- pregunto muy serio.

-Ss…ssi…si te quiero- tartamudeo.

-Respuesta incorrecta pequeña y mentirosa Lily- dijo sonriente.
Su dedo presiono el gatillo sin ninguna contemplación, ella solo esperaba el impacto…que no llego.

Su marido la había protegido utilizando de escudo a su propio cuerpo.
El tiempo se detuvo para ella, la escena trágica en su mente ya no tenía ni siquiera color, solo veía la sangre brotar del pecho de su marido. La vida parecía burlarse de ella aquel día, la había engañado, estafado…se mofaba sin vergüenza de ella, en su propia cara.

En sus brazos se encontraba el cuerpo inerte de su amor, los trozos de su esperanza…cortaban como cristales rotos y sin embargo se aferraba a ellos aunque la desgarrasen.

La viuda de blanco quería morir…quería que la mátese si era preciso su propio padre, pero ahora, ahora mismo, cada segundo la hacía agonizar cada vez más.

Levanto la mirada en busca del hombre que fue un día atrás su padre, en vano… ya no estaba allí, no sabía exactamente que ocurrió después del disparo, ya que para ella todo había terminado, pero la gente corría y no sabía a dónde, ni tampoco podía reconocerlos, las lágrimas nublaban su vista.

Alguien intento apartarle de su difunto esposo sin éxito, ella no le reconoció pero sin embargo lo golpeo con todas sus fuerzas…nadie la iba separar de él.

El miedo corría por sus venas rasgándola internamente… ¿Qué había ocurrido hoy? Era imposible de entender…

Con mucho cuidado recostó a su amor en el suelo. Camino perdida, luciendo un vestido ahora color escarlata. Había llegado hasta el acantilado, se podía escuchar en la lejanía una orquesta, no sabía si era real o producto de su imaginación.

Solo sabía que sería la última canción que escucharía…música para morir. Morir por tercera vez aquel día…dicen que cuando vas a morir ves pasar toda tu vida antes tus ojos, ella no estaba segura de poder ver toda su vida en tan pocos segundos.

Al ver morir a su madre y esposo, había muerto también, la diferencia sería que ella no tendría unos pocos segundos para ver su vida pasar…ella tendría toda una vida para rememorar el más espantoso de todos los días, y recordar con detalle lo ocurrido aquella tarde.

No tenía sentido deambular muerta por la vida, se había dicho a sí misma.

Tampoco sabía que le depararía la próxima caída, por el acantilado hasta el rugiente mar de feroces garras. Solo sabía que sin duda sería mejor que esto…que lo que ahora ella tiene, o mejor dicho lo que ya no tiene.

Percibió por última vez el dulce beso de la brisa, a la orilla de la nada.

Y serena como nunca, con el alma rota y descosida, acompañada de la nota final de la melodía, dio un paso hacía lo desconocido… hacía el vacío.

16 comentarios:

seo dijo...

muy buen relato¡¡¡¡

pobre chica viuda el dia d su boda. yo me cargaba al padre,jejeje


saludos

Alejandra dijo...

jajaja bueno preferí no cargarme al padre...ya había matado a muchas personas XD!! gracias!!!

Besos Seo!!!

LittleBell dijo...

Increible la historia!!! me ha gustado-impactado.

Pobre chica...

Un abrazo!!!

Esteban dijo...

Muy buen relato!!!!!

LittleBell dijo...

Guapa!! tienes un premio en mi blog, pásate a recogerlo.

Un besito.

MARTÍN RINCÓN HOEFKEN dijo...

Me gustó la historia... Algo triste como muchas de la vida real... Pero hay que tener -aunque sea extraño- ezperanzas... Buen blog y saludos!

Mariana Alvez Guerra dijo...

WOW, simplemente WOW, que triste historia, realmente me has hecho dar escalofrios, gracias a dios eso no me paso en la boda,jaja

goyo dijo...

buen relato...todo un drama, y lo has hecho muy bien.
Un saludo futura amiga. si tu quieres

Jaime Riba dijo...

Holaa! Este jueves 30 de Abril del 2009 se representará en Vera (Almería), en el teatro regio, a las 20.00, la obra de Federico Garcia Lorca, Amor de D. Perlimplín con Belisa en su jardín. Hemos sido nominados para un importante concurso nacional, los Premios Buero Vallejo, por lo que necesitamos la máxima asistencia posible. Les esperamos! Besoos! :)

Diego dijo...

hola gran blog
psas
sigue asi
adios

Yemh dijo...

"Si no comento, es porque me he quedado sin palabras..." Ti amu Ale!! jeje, sos una gran escritora, sigue asi!!! excelente, como todo lo que haces :).

Mariana Alvez Guerra dijo...

Hola como has estado? Quiero leer mas de tus cuentos, por favor escribe uno pronto que me muero de ansiedad, un abrazo enorme.

Navegante Del Alma dijo...

Bueno, que dramatismo bien llevado.
Y la estética general de tu blog me resulta muy agradable.
Me ha gustado visitar tu sitio, besos.

yoli dijo...

lindo relato...

Luciano dijo...

Ciao sono qui per invitarTi alla mia festa di compleanno sarà un piacere per me riceverTi ... non è necessario che Tu venga con un vestito bello...

Carapilla dijo...

Hola, yo te llevo siguiendo mucho tiempo. Es que has dejado de escribir??? o ya no publicas, de corazón espero que sea lo segundo porque no puedes dejar al mundo sin tus palabras. Un fuerte abrazo!